Vela Cruz de Caravaca Negra. 17 Centímetros

¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Vela Cruz de Caravaca Negra

Vela Cruz de Caravaca Negra. 17 Centímetros

6.99 IVA Incluido

Figura de cera cruz de caravaca negra, un potente elemento ritualizado que mide 17 cm. Se ha creado especialmente para peticiones de protección contra magias y alejamientos.

Disponibilidad: Hay existencias SKU: VFCA38 Categoría:

Descripción

Figura de cera cruz de caravaca negra, un potente elemento ritualizado que mide 17 cm. Se ha creado especialmente para peticiones de protección contra magias y alejamientos.

  • ¿Te preocupa que puedan echarte un maleficio?
  • ¿Tienes ganas de librarte de alguien que es tóxico en tu vida?
  • ¿Deseas estar defendido ante cualquier mal de ojo que puedan causarte?
  • ¿Tu objetivo es evitar que te hagan daño arcano, porque estás en una situación delicada?

Para todas estas cuestiones y muchas más, es ideal que uses este poderoso producto en tus rituales de petición.

Ya que se trata de una figura esotérica muy efectiva, que te protegerá de los hechizos y alejará a los indeseados.

Descubre todas las cualidades esotéricas que tiene esta figura de cera cruz de caravaca negra

¿Sabías que cualquier ritual de petición es más efectivo al usar una vela con forma?

Pues sí, porque las llamas son elementos imprescindibles para que las energías cambien, sean destruidas las negativas y las positivas surjan.

Por eso, en el mundo del esoterismo, una vela es un objeto muy codiciado.

En el caso de esta figura de cera cruz de caravaca negra, su poder radica en el símbolo al que representa y en su color.

El negro no tiene misterio, es el color que destruye las energías negativas.

Por eso vamos a centrarnos en su forma.

El origen y la leyenda de este símbolo de poder

La cruz de Caravaca se originó en el siglo XIII. Se dice que un par de ángeles fueron los encargados de llevarla hasta el Castillo de Caravaca.

Era la época en la que el emir Ibn Hub dominaba toda la zona de la taifa de Murcia. Por lo que pronto se convirtió en un símbolo del cristianismo frente a los que no practicaban esta religión.

Fernando III, el Santo, once años después de que los ángeles colocaran la famosa cruz, fue el conquistador de la zona. Limpiando de herejes esa sagrada tierra.

Por lo que enseguida creó una nueva bandera. Hizo que la seña de identidad de esta bandera fuera la cruz. Ahí comenzó su origen y su leyenda.

Hoy en día, este elemento está considerado como uno de los talismanes sagrados de mayor poder y antigüedad. Se dice que protege ante el mal y que defiende al individuo de cualquier energía negativa.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Yo has agregado este producto al carrito:

0
Abrir chat