Medalla de San Lázaro Esmaltada

¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Medallón Esmaltado San Lázaro

Medalla de San Lázaro Esmaltada

4.65 IVA Incluido

Medallón Esmaltado San Lázaro, que mide 45 x 30mm. Un producto ideal para regalar a un ser querido y que se sienta amparado por este colgante poderoso.

Disponibilidad: Hay existencias SKU: ME2514 Categoría:

Descripción

Medalla de San Lázaro Esmaltada, que mide 45 x 30mm. Un producto ideal para regalar a un ser querido y que se sienta amparado por este colgante poderoso.

Características de la Medalla de San Lázaro Esmaltada

  • Esta medalla de San Lázaro Esmaltada ha sido elaborado de manera totalmente artesana.
  • En el paquete vas a recibir, además del medallón poderoso, una cadena de acero inoxidable y una oración a San Lázaro.
  • Mide 45 x 30 mm.
  • Su tamaño es ideal para llevar colgado al cuello todos los días.
  • Tiene gran calidad general.
  • Su diseño es elegante y puedes llevarlo con cualquier vestimenta.
  • San Lázaro es un gran protector de la vida, por lo que este medallón te mantendrá amparado cuando lo necesites.
  • Lo puedes comprar para ti o hacerlo como regalo.

Conoce a San Lázaro y su vinculación con el cristianismo

El medallón esmaltado de San Lázaro representa al personaje bíblico cuyo nombre era Lázaro de Betania, hermano de María y Marta de Betania.

  • Vivió en un pueblo de Jerusalén en cuya casa se alojó Jesús al menos tres veces.
  • Es conocido sobre todo porque según lo que dice el evangelio de Juan, Jesús lo revivió y por ello su nombre es utilizado como sinónimo de resurrección.
  • Su festividad es el 17 de diciembre y 29 de julio dependiendo las distintas iglesias.

Es venerado en las iglesias católica, ortodoxa oriental, ortodoxa, católica oriental, en la comunión anglicana y la iglesia luterana. Se lo conoce como quien “estuvo muerto cuatro días” y como el fiel amigo de Jesús.

La historia de la resurrección

San Lázaro murió y que cuatro días después fue resucitado por Jesús. Cuando este lo vio muerto, según la leyenda, se largó a llorar sin parar y comenzó a hacer oraciones, y al finalizar soltó un grito diciendo “Lázaro, ven fuera”.

Luego de exactamente 12 segundos, Lázaro salió de su tumba, en la cual estaba cubierto cuerpo y rostro con vendas. Jesús ordeno que lo soltaran. De todos los que estaban presentes, nadie podía creerlo. Ni siquiera sus hermanas.

Se dice que Lázaro saludó a Jesús y a quienes estaban allí y pregunto qué le había sucedido. Sus hermanas le contaron que había muerto un domingo, y ese día, al ser resucitado, era jueves.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Yo has agregado este producto al carrito:

0
Abrir chat