¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Imagen artesana de San Cristóbal 27cm

Imagen de San Cristóbal Artesana 27cm

29.98 IVA Incluido

Imagen artesana de San Cristóbal 27cm, patrón de los viajeros y los peregrinos. Pintada a mano. Ideal para la decoración religiosa de tu hogar.

SKU: IMSO20 Categoría:
Ver carrito

Descripción

Imagen artesana de San Cristóbal 27cm de excelente calidad. Ha sido fabricada de manera artesanal en escayola. Se ha pintado a mano con el mayor de los cuidados para hacer de esta imagen una figura bella y especial para decorar cualquier estancia. La imagen mide 27 centímetros y debido a su tamaño es ideal para tenerla en casa como protectora.

Protegidos por la imagen artesana de San Cristóbal 27cm

  • San Cristóbal es patrón de los conductores y los transportistas. Son muchos los trabajadores que pasan largas jornadas en la carretera quienes se encomiendan y confían en la protección del Santo. Muchos de ellos compran una imagen artesana de San Cristóbal 27cm para que les acompañe en su día a día.

  • Es también protector y santo patrón de los viajeros y los peregrinos. Ellos le piden por una travesía segura.

  • El día de su festividad, el 10 de julio. Muchos conductores acuden a que bendigan sus automóviles en nombre de San Cristóbal.

  • También es protector de los niños. Les ayuda en las situaciones complicadas, actuando como su guía.

San Cristóbal como patrón de ciudades

Además de ser uno de los Santos Auxiliadores, San Cristóbal es venerado en multitud de localidades en todo el mundo.

  • En España es patrón de San Cristóbal de la Laguna, en Tenerife; Burguillos, en Sevilla; o San Cristóbal de Tosas, en Gerona.

  • En Alemania ostenta el patronazgo de las ciudades de Baden-Baden, Brunswick y Mecklenburg.

  • En Latinoamérica es un Santo muy querido y patrón de ciudades en diversos países como México, Cuba, Venezuela, Colombia o Perú.

La leyenda del Gigante

Cuenta la leyenda que San Cristóbal era un hombre muy alto y corpulento que nació con el nombre de Reprobus. El joven Reprobus quería encontrar al rey más sabio y poderoso del mundo para poder servirle. En su búsqueda halló a un ermitaño que le habló de Cristo y de cómo podría servirle sin verle.

Su misión fue la de ayudar a los viajeros a cruzar un peligroso río, pues gracias a su gran altura y corpulencia podía resistir la fuerza del agua.

Un día, un niño llegó al río y pidió a Cristóbal que lo llevara al otro lado. Él lo cargó sobre sus hombros, pero a medida que avanzaba el niño se hacía más pesado y llegó a la otra orilla con mucho esfuerzo. Cuando el niño descendió le confesó que era Jesucristo y le agradeció haber sido capaz de cargar el peso del mundo sobre sus hombros.

Reprobus fue bautizado y cambió su nombre a Cristóbal. A partir de ese momento, San Cristóbal se dedicó a viajar y a predicar la palabra de Dios, convirtiendo a muchos paganos al Cristianismo. Finalmente, murió torturado y decapitado, convirtiéndose así en mártir.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.