Imagen de la Virgen Milagrosa Artesana

¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Imagen artesana de la Virgen Milagrosa

Imagen de la Virgen Milagrosa Artesana

19.6736.66 IVA Incluido

Compra esta imagen artesana de la Virgen Milagrosa de 15 centímetros para obtener su bendición y su protección en tu propio hogar.

SKU: IMV31B Categoría:
Limpiar

Descripción

Te ofrecemos un bonito elemento decorativo, nos referimos a la imagen artesana de la Virgen Milagrosa, de 15 centímetros. Está fabricada artesanalmente en escayola y pintada a mano cuidando todos los detalles. La festividad de La Milagrosa se celebra el 27 de noviembre y la figura original de la Santa Madre se encuentra en París.

Nuestra Señora, María, aparece sobre el mundo pisando la cabeza de una serpiente, lo que representa el triunfo sobre Satanás. Los rayos de sol que emanan de sus manos son las gracias que reparte sobre el mundo a todos sus hijos. La corona la designa como reina de los cielos y de la tierra. La Virgen de pie sobre el mundo simboliza la protección constante de María.

Imagen de la Virgen Milagrosa, para alejar el mal y obtener su misericordia

También conocida como la Virgen de las Gracias, muchos de quienes recurren a ella lo hacen para pedir milagros. Sin embargo, la Santa Madre concede muchas más gracias:

  • Aleja el mal y las desgracias y es protectora ante las adversidades. Es recomendable adquirir una figura de la Virgen Milagrosa para que mantenga el mal alejado del hogar y proteja a la familia. Por eso mucha gente compra esta imagen artesana de la Virgen Milagrosa.

  • Muchos le piden ayuda en situaciones de gran dificultad. Es hábil resolviendo problemas complicados y urgentes.

  • Es misericordiosa y piadosa. Otorga perdón por los pecados cometidos siempre que se acuda a ella con arrepentimiento y buenas intenciones.

Apariciones a Santa Catalina

La Virgen Milagrosa se apareció a Santa Catalina en dos ocasiones en 1830. En su primera aparición, estableció con ella una relación cercana, le dio consejos y le anuncia eventos futuros para que los demás crean su testimonio.

El 27 de noviembre, la Santa Madre vuelve a aparecerse a Santa Catalina cuando se encontraba meditando en la capilla. Esta vez, apareció en su forma celestial, ataviada de blanco, sobre un globo y pisando la cabeza de una serpiente, con rayos de luz saliendo de sus manos. A su alrededor apareció una forma ovalada y unas palabras. La Virgen le indicó a Santa Catalina que mandara forjar una medalla según ese diseño, pues todo aquel que la llevara puesta recibiría grandes gracias.

Información adicional

Tamaño

30 cm., 25 cm., 20 cm.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Yo has agregado este producto al carrito:

0