¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Imagen artesana de la Virgen del Rocío

Imagen de la Virgen del Rocío Artesana

51.5974.95 IVA Incluido

Compra esta imagen artesana de la Virgen del Rocío de 25 centímetros de altura, un producto decorativo religioso que llevará la paz y la protección a tu vivienda.

SKU: IMV26B Categoría:
Limpiar

Descripción

Te ofrecemos una preciosa imagen artesana de la Virgen del Rocío de 25 centímetros de altura. Se ha realizado artesanalmente, en escayola y pintada a mano cuidadosamente, prestando atención a cada detalle del rostro y las vestiduras de la imagen.

Es perfecta para cualquier decoración religiosa de culto a la Virgen del Rocío y para todos los devotos de la Santa Madre de Almonte que quieran consagrar su casa a la protección eterna de la Virgen. La festividad del Rocío varía cada año, pues se celebra todos los años el lunes siguiente al domingo de pentecostés, por lo que su celebración depende de la Semana Santa.

¿Qué se le puede pedir a esta imagen de la Virgen del Rocío?

La Virgen del Rocío es patrona de la localidad onubense de Almonte, donde la consideran protectora máxima del pueblo. Es muy apreciada y venerada en toda Andalucía, sobre todo en muchas localidades de Sevilla.

  • En Huelva la consideran protectora de la infancia y muchos padres presentan a sus hijos a la bendición de la Virgen del Rocío el primer fin de semana de febrero.

  • Nuestra Señora del Rocío también es la que atiende nuestras peticiones más urgentes y desesperadas, dándonos fuerzas y aliviando nuestras dudas y temores.

  • Las oraciones sinceras a la Santa Madre proporcionan paz para el alma, sosiego y esperanza para el que las pronuncia, pues sabe que la Virgen las escucha y siente el amor que les envía.Los devotos prefieren comprar una imagen artesana de la Virgen del Rocío para poder orar ante ella cada día en la tranquilidad de su hogar.

Leyenda de la Blanca Paloma

Cuenta la leyenda que un cazador salió con sus perros por el bosque y que los canes comenzaron a ladrar descontrolados a una arboleda sin atreverse a entrar. El hombre se acercó a buscar el motivo de la alarma y encontró en un árbol una talla de la Virgen María. Decidió llevarla al pueblo, pero paró a descansar por el camino y cuando despertó la figura ya no estaba. Avisó a la iglesia del pueblo y regresaron a por la imagen al lugar donde la había encontrado. La llevaron al pueblo y en el lugar del árbol construyeron una ermita para la Virgen a la que pronto se asoció con el Espíritu Santo y se la empezó a conocer como la Blanca Paloma.

Información adicional

Tamaño

30 cm., 20 cm.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.