Busto José Gregorio Hernández Blanco

¡Por compras superiores a 100€ obtén un 10% de descuento!
Busto José Gregorio Hernández Blanco

Busto José Gregorio Hernández Blanco

19.67 IVA Incluido

Busto José Gregorio Hernández Blanco, muy bonito y en color blanco. El busto mide 15 centímetros de altura y ha sido fabricado de manera totalmente artesanal en escayola.

SKU: IMST10 Categoría:
Ver carrito

Descripción

Busto José Gregorio Hernández Blanco, muy bonito y en color blanco. El busto mide 15 centímetros de altura y ha sido fabricado de manera totalmente artesanal en escayola.

La figura está pintada cuidadosamente a mano, lo que permite apreciar todos los detalles que la convierten en una pieza única y especial.

Detalles del Busto José Gregorio Hernández Blanco. ¿A quién ayuda?

El Doctor José Gregorio Hernández presta ayuda a todo aquel que la requiera y que acuda a él con gran fe y devoción.

Su espíritu es muy poderoso y es muy conocido en toda Venezuela y en otros países de América del Sur por ser muy milagroso.

Existen numerosos consultorios en los que se manifiesta el espíritu sanador del Doctor y en los que han comprado una figura del Doctor José Gregorio Hernández para ponerla en un altar.

La gente acude a él para realizar multitud de peticiones:

  • Se realizan peticiones de salud, para que cuide de la salud de las familias.
  • Le piden por los débiles y los desamparados para que cuide de ellos.
  • También se le reza para que ayude a paliar el dolor de las enfermedades.
  • Los enfermos terminales le piden que les alivie el sufrimiento en la transición hacia la muerte.

Historia del Médico de los Pobres

El Doctor José Gregorio Hernández fue un médico y científico venezolano muy querido por todos. Sintió desde niño una profunda vocación religiosa y siempre se dedicó a ayudar a los más pobres y necesitados.

Sentía una gran compasión por los débiles y los desamparados y en muchas ocasiones no cobraba las consultas médicas, las intervenciones ni los medicamentos a sus pacientes.

Era también un gran investigador y sus creencias religiosas nunca estuvieron reñidas con la ciencia más pura. Estudió en Caracas, París y Berlín y fue profesor de Universidad en Venezuela hasta su muerte en 1919.

El Médico de los Pobres, como era conocido por todos, falleció joven como consecuencia de un atropello. Se dirigía a tratar a una paciente anciana en el centro de Caracas cuando un coche lo embistió y el Doctor se golpeó la cabeza contra la acera, quedando muy malherido. Murió poco después en el hospital.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Yo has agregado este producto al carrito:

0