¿Cómo huir del pasado?

¿Cómo huir del pasado?

¿Cómo huir del pasado?

En numerosas ocasiones y a lo largo de nuestra vida cometemos errores de diversas características, que cargamos a nuestra espalda queriendo deshacernos de ellos, sin encontrar cómo y cuando hacerlo, por ello no logramos ser felices y nos pasamos la vida intentando huir del pasado, de ese interior que nos lo recuerda continuamente, haciendo que lamentemos algunos hechos o actitudes. Es importante diferenciar que:

  • Existen actitudes o hechos provocados por nosotros mismos, y, como consecuencia, necesitamos olvidar y huir de ellos, nos persiguen y nos lamentamos.
  • Y existen los hechos o actitudes que los demás han tenido hacia nosotros, y que también queremos olvidar, pues continuamente los recordamos, o nos lo recuerdan.

 

¿Cómo identificar de qué queremos huir?

Lo sucedido en algún momento de nuestra vida, nos acompaña y forma parte de lo que somos en la actualidad, influye en cómo actuamos , cómo pensamos y cómo nos relacionamos. Podemos identificar el problema si:

  • Tenemos una facilidad innata de revivir siempre y ante alguna situación, nuestro pasado.
  • Si dedicamos gran parte de nuestras horas activas recordando aquello que nos pasó, (malo o bueno).
  • Si revivir lo antaño, nos impide movilizar nuestra energía para invertirla en nuevos proyectos o, nos impide disfrutar del momento actual.

Nos encontramos entonces con obstáculos que no nos dejan mirar hacia adelante. Los recuerdos se adueñan de nuestras emociones y actitudes frenando cualquier intento de superación.

Recordar lo que nos sucedió, las ofensas en contra nuestra se mueven por nuestra cabeza, dando vueltas como en una atracción de feria. Ello nos provoca emociones malsanas; de malestar, culpa, vergüenza, rencor… que nos vuelven a hacer daño de nuevo una y otra vez, algo estéril y poco fructífero.

Cuando nos empeñamos en dirigir nuestro pensamiento demasiado en el pasado, corremos el peligro de caer en una profunda tristeza que nos puede llegar a ocasionar una depresión, sobre todo si ante nosotros se nos presenta un futuro incierto.

Debemos saber que, para poder superar nuestro pasado, hemos de asumir que los hechos ocurridos no van a cambiar ni a desaparecer de un plumazo. Hemos de aceptar lo que sucedió, e intentar descubrir qué nos enseñó, y quedarnos con la parte positiva.

Entiendo que es fácil decirlo, pero pasar página es del todo imprescindible.

 

Consejos para huir del pasado

Os dejo unos consejos que os ayudarán a huir del pasado y encontrar la felicidad.

Levanta tu mirada hacia el futuro.

No continúes pensando en aquello que no debes y te hizo daño. Siempre hay más cosas que nos asustan más que las que realmente nos pueden herir.

 

Olvida a aquellos que te hicieron daño.

Vivir recordando aquello que nos hizo sufrir en otros tiempo, impide que se cierren nuestras heridas.

Debemos reflexionar y pensar que guardar resentimiento o mostrarlo a quien o quienes, nos lo hayan producido, no conseguirá que se disculpen o se sientan mal.

 

Debemos ejercer con nosotros mismos el perdón.

No debemos culparnos por haber actuado de una determinada forma o de otra. La pregunta más productiva sería. ¿Qué me llevó a actuar de esa forma?, siempre existe una razón poderosa que intentamos ocultar. Es necesario sacar esa razón de nuestro pensamiento.

Solo así podemos intentar aprender de nuestro error, “los errores son oportunidades para crecer como persona”.

 

Encuentra un sentido a tu vida.

Tener objetivos y metas permite que afrontemos los malos momentos. Hemos de reconocer aquello que nos satisface y por lo que merece la pena gastar esa energía inútil que derrochamos, lamentando culpas o hechos pasados que ya no volverán. Las adversidades van y vienen y nos corresponde a nosotros esquivarlas o aceptarlas , afrontando los cambios.

Si no sabemos como dar un giro a nuestra vida y nuestro trabajo nos lo permite, podemos encontrar apoyo entre lo más desvalidos, ayudándoles a superar las numerosas dificultades por las que pasan diariamente.

 

Únete a algún colectivo de ayuda social.

Es realmente satisfactorio gastar nuestras energías realizando este tipo de actividad.

 

Volver a empezar

Esta es otra de las situaciones a la que nos podemos enfrentar, por un pasado complicado. A pesar de que en un primer momento lo veamos todo negro, debemos pensar en positivo y, aunque no sepamos ver nuevas perspectivas de futuro, eso no significa que no existan.

Siempre podemos encontrar algo bueno por descubrir.

Saber cómo va a salir algo que aún no ha ocurrido es tremendamente difícil si no conocemos las circunstancias que nos acompañarán.

Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos ser dueños de nuestro destino. Una forma de tomar las riendas de tu vida puede empezar por marcarte pequeños objetivos a corto plazo, (con fecha y meta incluida, y marcada en un calendario) que te lleven poco a poco hacia aquello que deseas. Dicen que Roma no se hizo en un día.

 

Soltar el pasado ¿Perdonar es la clave?

Científicamente hablando, parece ser que sí, existen estudios de determinados psicólogos que recomiendan el perdón para huir del pasado.

Dicen que perdonar es la clave para olvidar esos malos recuerdos y continuar adelante con nuestra vida.

Personalmente creo que es complicado, puedes no sentir odio ni rencor hacia esa persona que te causó o, al contrario , podemos disculparla, pero, OLVIDAR, creo que es lo más complicado, aún así se debe intentar y buscar medios de ayuda para conseguirlo.

 

Nuestro equipo de asesores en esta y otras materias, te proporcionarán más información para conseguirlo.

 

Yo os dejo algunas técnicas que os pueden ayudar para cerrar bien los ciclos:

  • Agradece la experiencia. Todo problema vino a enseñarte una lección, no a acabar contigo.
  • No pierdas tus días pensando en lo que no fue, en tus errores o en lo mal que te trata la vida. El pesimismo atrae lo negativo.
  • No vivas siendo víctima, las víctimas no tienen poder, no asumen su vida.
  • No desperdicies la vida pensando y lamentando un pasado que ya no existe.
  • No desistas. Sigue tu sueño, tu sueño no debe depender de la aprobación de alguien más.

 

¿Por qué te recluyes voluntariamente, cuando la puerta está totalmente abierta?

Cada uno de nuestros fracasos es una lección más,  que nos ayudará a construir un futuro de éxito si tienes la suficiente autoestima para no dejar de intentarlo.

 

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0