Maldiciones y cómo eliminarlas

Maldiciones y cómo eliminarlas

Maldiciones y cómo eliminarlas

En este post os hablaremos de las maldiciones y de cómo puedes protegerte contra ellas.

Las palabras y los pensamientos son energías, vibraciones que forman puentes espirituales, cargados de emociones e intenciones; positivas o negativas.

Lo creas o no, así como existen las bendiciones también existen las maldiciones, es por eso por lo que debemos hacer una limpieza energética cuando las cosas no están fluyendo en armonía como deberían, y nuestra intuición nos está diciendo que es tiempo de renovación, es frecuente escuchar ciertas frases:

  • Alguien nos dice “no puedo tener hijos, creo que tengo una maldición”, “la maldición me persigue, no consigo tener dinero, ni amor, ni trabajo”.
  • Otros recuerdan aquella gitana en una plaza del pueblo que maldijo a unos maleducados, que la estaban insultando, y luego tuvieron un accidente.
  • Las maldiciones surgen en la mente, y ahí anidan y se alimentan.
  • Pero…

 

¿Qué son en sí las maldiciones?

Las maldiciones son la consecuencia de lanzar mediante el don de la palabra formas de comunicación agresivas, deseando el mal a otra persona en alguna de sus formas:

  • Mediante una enfermedad.
  • Fracaso sentimental.
  • U otras formas negativas.

En ocasiones y por desgracia heredamos la llamada maldición generacional, de la cual hablaremos en otro artículo, ya que requiere su propio espacio.

No hay que confundir maldición con brujería, ni maldición con karma, son conceptos parecidos, pero con muchas diferencias de fondo.

 

¿Existen las maldiciones?

La maldición como tal según el diccionario, es “una exclamación que se dirige contra alguien o contra algo, manifestando enojo y aversión hacia él o hacia ello, y muy particularmente el deseo de que le venga algún daño.”

  • Por ejemplo; el otro día estaba con alguien de mi entorno, que me contaba que, el señor al que le había vendido su piso se negaba a pagarle el dinero que le debía por el ascensor que estaban colocando en el edificio, y sin más me dice:
    • Y sabes que le dije con mi pensamiento; “! Ojalá te gastes ese dinero en reparaciones del piso y del automóvil ¡, y lanzó así tal cual una maldición contra esa persona.
  • O sea, la palabra “maldición” existe, procede del latín, maleficio y es un vocablo de nuestro idioma y las maldiciones verbales y de pensamiento también.
  • Ahora de ahí a que se cumplan y sean ciertas es otra cosa completamente distinta.

 

¿Por qué funcionan las maldiciones?

Las maldiciones funcionan porque se apoyan en las creencias y las supersticiones. Su resultado proviene de la credulidad y el temor, la ignorancia y la sugestión. Si una persona teme a los hechizos, brujerías, encantamientos, y cosas por el estilo, ya tiene la mente preparada para asustarse cuando le maldicen:

  • Siente miedo, se tambalean sus defensas y se produce a si mismo daño, que no tiene que ver nada con esa maldición sino con su propio miedo, su estado mental.

La mente es muy poderosa y si una persona sugestionable escucha una maldición empieza a pensar en ella y acumula esa forma de energía dentro de su ser interno.

  • Otras veces la maldición es lo que suele llamarse “la voz de la conciencia”.
  • Una mala persona que hizo un daño a otra que a su vez le maldijo fuertemente. Su conciencia empieza a torturarla por lo que hizo y a partir de entonces cualquier cosa casual que le suceda, un accidente, una caída un problema se lo atribuye a esa maldición aumentando con eso su sugestión y su miedo.

 

Las famosas “maldiciones electrónicas”

Y ¿Quién no ha recibido alguno de los famosos “correos maldiciones”? Son esos mensajes en cadena que mandan por Internet amenazándote que “si no haces esto o aquello, y, sobre todo, que lo debes mandar a más personas” te acarreará una desgracia:

  • La desgracia está en ¡reenviarlo! Y no porque sea una maldición ni mucho menos, sino que todo eso es un invento, generalmente ideado por un hacker o estafador que lanza un correo invocando santos, religiones, creencias y cosas por el estilo para que la gente a su vez lo mande a otros.

 

  • Cuando regresa a quien lo inventó, ese estafador o estafadora tiene en su poder miles de direcciones electrónicas que luego usa para venderlas a compañías de mercadeo, y en casos peores, para sacar información, entrar en tu ordenador y robarte datos personales.

 

¿Cómo protegernos contra maldiciones?

Como vemos la maldición funciona si una persona es sugestionable y la cree, y entonces atribuye todos sus problemas a ese embrujo o maledicencia:

  • La mejor protección que existe contra una maldición es educarnos, eliminar de nuestra vida las supersticiones, los miedos, las ideas oscurantistas que no tienen que ver nada con la realidad que consiste en practicar el bien y no desear mal a nadie.
  • Si alguien piensa que le va a suceder algo malo pues se va programando para eso, y si encima de eso cree que está maldito, hechizado o bajo un embrujo o maldición, entonces cualquier desgracia que le ocurra lo atribuirá a esa situación.
  • También podemos usar productos para poder evitar que puedan atacarnos maldiciones, como pueden ser colgantes, collares o pulseras. Os recomendamos la Pulsera de Ojo de Tigre Chip

Comprar Pulsera de Ojo de Tigre

 

  • Se puede usar diferentes productos en rituales para poder evitar que alguna maldición pueda atacarnos. Para eso os recomendamos la Pimienta de Guinea esotérica, que nos ayudará a protegernos de posibles maldiciones.

Comprar Pimienta de Guinea

 

Si una persona, con una mente libre de supersticiones, se cae de una escalera, pensará de forma racional que se cayó porque resbaló, o pisó mal, o no vio bien donde estaba el escalón y punto, ahí queda el asunto, si se lesionó va al médico y se trata:

  • Sin embargo, si se trata de alguien que crea en maldiciones pensará que se cayó porque le echaron una maldición, o está embrujado, o tiene un hechizo y como se sugestiona, todo le seguirá saliendo mal pues se va programando en una cadena de infortunios.

 

  • Es cuestión de creencia y de sentido común. Cada cual elige como enfrentar una desgracia, y de ahí el resultado.

El poder de las maldiciones

Es interesante saber que significa esta palabra, maldecir es hablar mal de alguien, pero la mayoría como yo, sabemos que una maldición es mucho más que hablar mal de alguien, es peor, es desearle que algo malo le pase, las maldiciones se conocen desde hace siglos y es el deseo o envío de nuestras peores emociones y malos pensamientos a alguien:

  • En la antigüedad se creía que un poder maligno acompañaba a las palabras cuando alguien maldecía un objeto o persona, en la actualidad se le ha restado valor y se dice como cualquier cosa, pero NO deberíamos jamás lanzar una maldición ya que va una parte de ti y para nada es buena, una maldición es lo contrario a una bendición. Y muchas como las de los faraones, se cree que se hicieron realidad y mataron a quienes profanaron su sepulcro, así que mejor no tentar a la suerte.
  • Se dice que, si utilizas el nombre de la persona al maldecir, la maldición es más potente, por eso muchas personas no suelen dar su nombre a sus enemigos.

 

¿Cómo cancelar una maldición?

Afortunadamente se puede romper una maldición de la forma más bonita que existe:

  • BENDÍCETE, cuando tú te bendices no hay maldición que perdure, tienes el poder de crear y transmutar las energías, recuerda que eres un ALQUIMISTA, manifiesta la LUZ poderosa de tu Ser Consciente.
  • CANCELA toda la energía negativa que ha llegado a tu vida a través de decisiones o pensamientos mal intencionados, cargados de bajas vibraciones y declara:

“Yo cancelo, disuelvo y transmuto cualquier energía negativa que se acerque o intente acercarse a mi vida.  Rompo todo lazo espiritual energético con las personas que me han deseado mal”.

  • AGRADECE por la transformación en tu vida y por la asistencia del Universo para manifestar tus decretos aquí y ahora y declara:

“Gracias Divinidad por todo el amor, la protección y la luz que me rodean a mí, a mi familia a nuestros hogares e intereses”.

“Me bendigo y te bendigo.  Gracias infinitas por TODO.”

Para poder cancelar una maldición también podemos usar diferentes productos que nos ayudarán a evitarlas o a poder eliminarlas en caso que alguna nos intente afectar. Para eso podemos usar productos como velas o otro tipo de objetos. Desde Magicolom os recomendamos estos dos tipos de velas que sirven para eliminar o apartar maldiciones cerca de nosotros:

Velón 7 mechas amarillo y rojo:

Comprar Velón 7 mechas amarillo y rojo

Velón de Sal Destructor – Arrasa con Todo

Comprar Velón de sal Destructor

 

También recomendamos el uso de amuletos que permitirán eliminar cualquier maldición que pueda atacarnos. Por eso, os recomendamos el Amuleto de protección Rompe Maldiciones

Comprar Amuleto rompe maldiciones

 

Puedes hacer esta limpieza y transmutación energética acompañándote de un incienso de canela, mirra, romero, loto o jazmín.

Para mantenerte en armonía y plenitud constante, medita y fortalécete espiritualmente, la meditación equilibra nuestros chakras energéticos y activa nuestra aura para que actúe en su máxima expresión de LUZ como campo de protección espiritual.

Si crees que alguien ha lanzado contra ti alguna manifestación negativa verbal, puedes comunicarte con nuestros asesores para que te ayuden a cancelar de tu vida esas formas de expresión tan negativas.

 

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0