Sanar las malas energías de tus espacios es posible gracias a los cristales Feng Shui. Se presentan como una formidable forma de conseguir iniciarte en el mundo milenario del Feng Shui. Con su ayuda conseguirás tanto limpiar como distribuir el chi en tu hogar o negocio. Son esenciales para crear espacios equilibrados y agradables.

También conocidas como bolas facetadas, los cristales Feng Shui son unas bolas de cristal tallado que se colocan en diferentes puntos estratégicos del hogar o negocio para eliminar las malas energías de tus ambientes. Crearán un entorno de paz, tranquilidad y armonía. Poseen propiedades curativas espirituales. Solamente deberás colgarlas en el lugar estratégico seleccionado y dejar que hagan su trabajo.

Propiedades

  • Ayudan a alcanzar un estado de paz y armonía
  • Desvían las malas energías de los espacios
  • Potencian y reactivan las energías positivas
  • Permiten controlar problemas familiares y personales
  • Favorecen el equilibrio en los espacios de trabajo
  • Logran compensar la pérdida de energía
  • Absorben y distribuyen las energías gracias a sus paredes
  • Generan un bonito y cautivador efecto arcoíris
  • Reactivarán la energía en las zonas estancadas
  • Elevarán tus niveles de energía

 

Donde colocarlos

El lugar más habitual para colocar estas esferas de cristal es delante de las ventanas, donde puedan recibir la luz natural de forma directa. Cuando la luz penetra a través de estos cristales, generan un bonito efecto arcoíris que aportará buenas energías a tus ambientes.

Otro de los lugares más comunes es el recibidor de la casa, ya que es el lugar a partir del cual se reparten todas las energías al resto de tu hogar. Asimismo, es el lugar idóneo para alejar las energías negativas. También pueden colocarse en el lugar de trabajo o estudio, y más concretamente, encima del escritorio.