¿Qué es un chamán?

Chamán

¿Qué es un chamán?

El Chamán es un individuo que ha traspasado las barreras de lo que se denomina el tiempo. Es una persona espiritual que va y viene a estados de la conciencia que una persona común y corriente no puede alcanzar.

Para que un chamán pueda atravesar estos estados de la conciencia es necesario haber alcanzado a través del chamanismo su libertad espiritual. Esta persona tiene grandes conocimientos y por eso las dos características que le rigen es lo sabio y lo espiritual.

Los chamanes son capaces de lograr distintas intervenciones espirituales como:

  1. Entrar en el mundo de los sueños sin necesidad de pasar por las fases como hace cualquier ser humano.
  2. A través de técnicas proporcionadas por el chamanismo funcionar como guía en el otro plano de los muertos; ya sea para comunicar un mensaje o romper conexión.
  3. Manipular el tiempo. Es decir, son capaces de ser atemporales pudiendo ir al pasado, al presente y futuro.

¿En qué se diferencia de las otras prácticas?

Si hacemos referencia a las prácticas esotéricas donde un tarotista, astrólogo o psicoterapeuta es capaz de a través de los sentidos y la videncia poder conectar con sucesos del presente y del futuro; este ser espiritual es capaz de realizar viajes a los distintos planos de tiempo.

Este guía no necesariamente recuerda a donde se está dirigiendo ni lo que ha estado hablando a través del camino, lo que sí está claro es que ésta persona es capaz de dirigirse a la meta sin que ningún espíritu maligno tome posesión de él.

Estos curanderos han venido al mundo a realizar sanaciones físicas y espirituales en personas que padecen situaciones que les genera algún tipo de dolor y que no han podido canalizar por sí mismas.

Tipos de chamanes

Es importante mencionar que cada uno de estos maestros aplican sus técnicas de distintas formas, todo dependerá de su origen y lugar donde se realiza la práctica.

Chamán Indio

Este tipo de guías se denominan sabios. Han estudiado por años la relación entre la naturaleza y el ser humano. Así que también podrás conocerles con la terminología de “curanderos” o con su propio “método científico” ya que se encargan de tratar las enfermedades con remedios naturales.

También por haber desarrollado estas cualidades de contacto con la naturaleza podrán hablarles espíritus que son capaces de transmitir el mensaje correcto a la persona que se encuentra padeciendo una situación.

Chamán Peruano

Son denominados como Pacos. Estos son los que descienden de los popularmente denominados como Incas, los incas forman parte del territorio Colombiano y Chileno.

Estos guías son bastante respetados ya que tienen el poder más importante: el saber. Ha sido transferido de generación en generación, por esto los peruanos confían plenamente en ellos. Para ello es importante tener una vida retirada de la civilización y en constante contacto con la naturaleza.

Los chamanes peruanos suelen realizar la toma de ayahuasca para despertar estados elevados de la conciencia en sus consultantes o bien en aquellas personas que desean encontrar respuestas en su interior.

Chaman maya

 Los maestros mayas apoyaban el pensamiento de que existen fuerzas espirituales que son buenas necesitan transmitir un mensaje, pero también hacían mucho hincapié en que si era una energía mal canalizada podría hacerle un grave daño al consultante.

Así que a través de la historia en México cada vez que se presume que se está pasando por un episodio de entidad maligna se recurre a este tipo de chamanes. Se les guarda mucho respeto pues se piensa que son los únicos que tienen el contacto directo con las entidades y los Dioses.

Así que un guía maya está totalmente calificado para realizar limpiezas energéticas, remover fuerzas del mal, elaboración de ceremonias todo con el fin de reestructurar el bienestar físico y emocional del cliente.

Chamán Azteca

 Aunque ambas vertientes provienen del mismo país tienen mensajes contradictorios en su proceder. Los aztecas estaban totalmente en negación con aquellas personas capaces de a través de un “brujo” o “hechicero” enviarle una enfermedad o cualquier maleficio que pudiera generarle dolor a otra persona.

Suelen comparar a los “brujos” con el búho ya que estos guías le denominaron como el animal del inframundo.

 El poder que utilizan los aztecas es la magia de los mantras y cantos. La palabra es fuerza y si se repite constantemente tiene poder. Podría decirse también que utilizaban lo que se conoce como el “efecto placebo” para curar enfermedades o situaciones acontecidas en los distintos tipos de persona de una población.

Chaman llanero

 Un chamán llanero trabaja única y exclusivamente con la magia negra. Este tipo de maestros demuestran desagrado hacia la religión Cristiana ya que de cierta forma hablan mal acerca del satanismo.

Aquí ocurre una transacción ganar ganar: La persona que se encuentra pidiendo un designio debe pagarle a la entidad mayor con rezos, velaciones o algún elemento que pueda avivar la luz. Y esta recibe a cambio lo que ha pedido emocional y económicamente.

Chaman nórdico

 Para que pueda ser denominado como un verdadero maestro espiritual es necesario que viva retirado en una cueva espiritual. Este tipo de guías se comunican mucho a través de los huesos de otros guerreros que murieron por una lucha en común.

Son seres que se dejan guiar por sus pulsiones, así que pasan constantemente de la rabia a la tranquilidad, dependiendo de lo que sus Dioses le estén diciendo en determinado momento.

También se dedican a tallar huesos de guerreros convirtiéndolos en runas. Recordemos que las runas son piedras donde vienen descritos mensajes que puede interpretar solo aquella persona que lleva tiempo de estudio en ello, además de ello también tener facultades de videncia.

Los nórdicos no alegan un margen de efectividad en las peticiones de los consultantes, ya que todo depende de si están siendo solicitados desde el capricho o el amor verdadero.

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0