¿Nuestra relación de pareja está enferma?

¿Nuestra relación de pareja está enferma?

¿Nuestra relación de pareja está enferma?

Sabemos que las relaciones de pareja no son siempre como las hemos soñado; maravillosas, dulces, sin problemas económicos, sin adicciones etc., puede que existan, pero yo las desconozco, siempre hay algo, y es ahí cuando debemos de ser capaces de reconocer si nuestra relación de pareja está enferma. Existen signos importantes en el comportamiento de alguno de los miembros que forman:

 

¿Cómo saber si nuestra relación de pareja está enferma?

Se muestra en actitud controladora cuando:

  1. Controla tus ganancias y gastos sin razón alguna.
  2. Controla con quién o quiénes te relacionas socialmente.
  3. Le molesta que hables demasiado con tus familiares o amigos de toda la vida.
  4. Te dice lo que debes hacer, cómo y cuándo.
  5. Cuando en una reunión familiar, omitimos decir algo por temor a que él/ella se enfade.
  6. Utiliza el chantaje emocional; si no hacemos aquello que pretende se enfada.
  7. Se enfada al vernos charlando con algún conocido del sexo opuesto, se nos muestra bravío.

Se muestra en actitud irrespetuosa cuando:

  1. Intenta influir en nuestra forma de vestir, en nuestros cortes de pelo, para que cambiemos y siempre le preguntemos su opinión.
  2. Pretende siempre restar importancia a los méritos que podamos tener en nuestro trabajo o en el hogar.
  3. Nuestros problemas no son problemas, le quita importancia porque nos quejamos por rutina.
  4. Cuando se produce una discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra.
  5. Nos culpabiliza de todos los problemas que le pueden surgir, tanto laborales como con otras personas ajenas a la relación.
  6. Siempre nos recuerda nuestros errores cometidos en el pasado y con otra relación.
  7. Evitamos contarle conversaciones sostenidas con otras personas del entorno, o con nuestros familiares, por temor a su reacción.
  8. Evitando también hablar de algunos temas, por temor, al saber qué su opinión no es igual a la nuestra.
  9. Nos habla con exigencias y malos modos muy frecuentemente.
  10. Toma decisiones que afectan a ambos sin pedir nuestra opinión sin habernos informado previamente.

Se muestra en actitud intolerante cuando

  • Al mantener relaciones sexuales, sin ganas, lo hacemos solo por complacer sus deseos, y lo percibe.
  • Nos chantajea o exige realizar prácticas sexuales que no nos gustan.
  • Nos compara con otras parejas sexuales de su pasado.

 

¿Cómo puedo saber si mi relación de pareja está enferma y ha llegado a su fin?

Si nos encontramos en la triste realidad de hallarnos en una situación personal con más de la mitad de los signos corroborado, lamentablemente nuestra relación está comprometida.

Deberíamos analizar cada signo de enfermedad con prudencia y valorando, por qué lo soportamos.

  • En algún momento de nuestra vida, podemos cometer errores y tener uno o varios fallos como los que hemos descrito. Por tanto, debemos ser cuidadosos a la hora de enjuiciar a nuestra pareja. Solo será una relación tóxica aquella en que, de forma habitual, se produzcan varios de los problemas comentados. De todos modos, en ocasiones la situación puede ser reconducible gracias a la comunicación y las buenas maneras.

 

En otras parejas, es posible que no exista marcha atrás y que la relación esté condenada al fracaso. Es nuestra obligación al haber detectado estos comportamientos, considerar detenidamente la nuestra realidad para saber si vale la pena intentar arreglar las cosas.

Debemos escuchar a nuestro corazón, dejar que fluya su corriente positiva hasta nuestra mente.

  • Deberemos rechazar los comentarios negativos de nuestra pareja, haciéndole saber que todo puede tener su fin, sin que nos tiemblen las piernas.
  • Debemos asegurarnos de que nuestra pareja sepa que la relación en las mismas circunstancias no puede continuar.
  • Deberemos expresar nuestras necesidades en positivo, y hacerle ver, incluso con sus mismas armas, que no es amor lo que une.

 

¿Continuamos con la pareja por miedo a la soledad, o por seguridad?

Una relación no siempre es de color de rosa y hay conflictos, tiempos difíciles y momentos en los que te planteas la separación. Pero si no te separas porque tienes miedo al futuro, entonces deberías escuchar a tu corazón pues las mejores decisiones las percibe él.

  • Debemos identificar nuestros problemas reales con la ayuda de los signos más notables en los que nos hayamos visto reflejados.
  • Nosotros somos los que conocemos nuestra historia y si nos tratamos bien, nuestra relación puede mejorar.

Es el momento de despertar de este mundo de sueños poco realista y darnos cuenta de que la relación significa trabajo, nos lleva a límites, nos entristece, e incluso nos enfada.

  • Esa es también la belleza: la oportunidad de crecimiento personal.

Si te encuentras en situaciones parecidas o necesitas consejo profesional, nuestros asesores profesionales y expertos en la materia, te ayudarán con el propósito de sanar tu relación de pareja.

 

Si tienes dudas sobre tu relación amorosa, consulta nuestro tarot del amor y resuelve tus problemas.

 

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0