¿Qué son los chakras?

¿Qué son los chakras?

¿Qué son los chakras?

Los chakras son los centros de energía de nuestro cuerpo. Constituyen el aspecto oculto del yoga.

Están ubicados en el cuerpo astral a lo largo de la columna vertebral, comenzando en la base de la columna vertebral y subiendo hacia la coronilla. Los Chakras coinciden con una glándula en el cuerpo físico y cada uno irradia un color y energía específicos. Dado que cada chakra se relaciona con aspectos espirituales, emocionales, psicológicos y físicos específicos de nuestro ser, se dice que el bloqueo o mal funcionamiento de los chakras puede conducir a trastornos físicos, psicológicos y emocionales. La conciencia y el equilibrio de estos centros de energía, por otro lado, se cree que conducen al bienestar y la buena salud. Ese es uno de los propósitos de la práctica de asanas: estimular y equilibrar los chakras o energías en el cuerpo.

Según los hindúes, el ser vivo está constituido por tres elementos: el alma, el cuerpo etéreo y el cuerpo físico.

 

Elementos de los chakras

  • El alma o âtman es la gota del alma universal, la fracción divina imperceptible, indivisible e indiferenciada que se encuentra recubierta por siete capas; seis representan el cuerpo etéreo y una el cuerpo físico.
  • El cuerpo físico y el cuerpo etéreo entran en contacto por medio de los nudos energéticos o chakras.
  • Los nervios y arterias de nuestro cuerpo físico corresponden a los 7200 canales sutiles de lo etéreo, tres de ellos son los fundamentales.

 

Nervios y arterias principales

  • Idâ, situado a la izquierda y que corresponde con el principio lunar , (el Yin de los chinos)
  • Pingalâ, situado a la derecha, está relacionado con el sol, (el Yang)
  • Sushumnâ, está situado en el medio, y reúne las cualidades de la luna, el sol y el fuego.
  • Idâ y Pingalâ, acaban en las ventanas de la nariz.
  • Sushumnâ en lo alto de la cabeza.

Las dos arterias laterales de nuestro cuerpo tienen un recorrido desigual, atravesando la arteria central en varios puntos: LOS CHAKRAS

 

Los 7 Chakras

Comenzando desde abajo cada punto de este recorrido tiene un nombre y una relación con nuestro cuerpo:

Mûladhâra

Este se sitúa bajo el ano y es sede de la energía Kundalinî (que representa el poder cósmico presente en todo ser vivo), es la serpiente hembra en rollada en la base del cuerpo etéreo, y que va despertando progresivamente con la práctica del yoga.

Irradia el color rojo y representa el elemento tierra.

-Se caracteriza por las emociones de supervivencia, estabilidad, ambición y autosuficiencia. Cuando este chakra está fuera de balance, una persona puede sentirse inestable sin fundamento, falta de ambición, falta de propósito, miedo, inseguridad y frustración. Sin embargo, cuando Mûladhâra está equilibrado, una persona puede sentirse estable, segura, equilibrada, enérgica, independiente y fuerte.

Svâdhisthanâ o chakra sacro

Está situado en la base de los órganos sexuales,  a unos cuatro dedos debajo del ombligo. Irradia el color naranja y representa el elemento agua:

Los atributos del Chakra Sacro son las necesidades básicas de sexualidad, deseos, creatividad y autoestima. Cuando está desequilibrada, una persona puede sentirse emocionalmente explosiva e irritable, carente de energía y creatividad, manipuladora u obsesionada con los pensamientos sexuales. Cuando Svâdhisthanâ está equilibrado, una persona puede sentirse positiva, valiosa, complacida, sensible e intuitiva.

Manipûra o Plexo Solar

Se encuentra por encima del ombligo (entre el ombligo y la parte inferior de la caja torácica). Representa el elemento fuego y por lo tanto irradia color amarillo.

Este chakra se caracteriza por la energía y las emociones como el ego, la ira y la agresión. Un desequilibrio de Manipûra puede manifestarse físicamente por problemas digestivos, problemas hepáticos o diabetes. A nivel emocional, uno podría luchar con la depresión, la falta de autoestima, la ira y el perfeccionismo. Cuando equilibramos este chakra, uno puede sentirse enérgico, seguro, productivo y concentrado.

Anâhata

El chakra del corazón, como su nombre indica, se encuentra en la región del corazón. Su color es verde y el elemento que le corresponde es el aire.

Este cuarto Chakra es el asiento del equilibrio dentro del cuerpo, se caracteriza por nuestras emociones: de amor, apego, compasión, confianza y pasión. Cuando Anâhata está inseguro, una persona puede luchar con problemas emocionales como ira, falta de confianza, ansiedad, celos, miedo y mal humor. Al equilibrarlo, podemos sentirnos compasivos, optimistas, muy motivados, y afectuosos.

Vishudha

Corresponde al contorno de la garganta. Y su centro operativo se encuentra en la base, coincidiendo con la glándula tiroides. Su color es azul brillante y su elemento es el espacio.

Este quinto chakra representa la inspiración, la expresión, la fe y la capacidad de comunicación. Su desequilibrio puede provocar timidez, tranquilidad, sensación de debilidad o incapacidad para expresar sus pensamientos, una vez trabajado su equilibrio puede manifestarse por su creatividad, autoexpresión positiva, comunicación constructiva y satisfacción.

Ajnâ o tercer ojo

Se sitúa entre las cejas y está libre de elementos, pero tiene un color: azul índigo.

El chakra del tercer ojo se usa a menudo como un punto de enfoque durante la práctica de asanas(posturas de yoga), para traer más concentración y conciencia. Se dice que la meditación en este chakra destruye el karma de vidas pasadas y nos ofrece liberación y conocimiento intuitivo.

Sus atributos son inteligencia, intuición, comprensión, comprensión y autoconocimiento. Cuando está desequilibrado, uno puede sentirse poco asertivo, temeroso del éxito o, por el contrario, ser egoísta. El desequilibrio de este chakra puede manifestarse a nivel físico por dolores de cabeza, visión borrosa y fatiga visual. Cuando Ajnâ está equilibrado, uno es su propio maestro sin temor a la muerte y sin apego a las cosas materiales.

Sahasrâra o loto de mil pétalos

Se encuentra en la coronilla de la cabeza. No representa ningún elemento. Es de color violeta o blanco, incluso ambos colores mezclados.

Corresponde al centro de la espiritualidad, la iluminación, el pensamiento dinámico y la energía. Permite el flujo interno de la sabiduría y trae el don de la conciencia cósmica. Cuando está descentrado, podemos sufrir una sensación constante de frustración, sin chispa de alegría y sentimientos destructivos.

Al centrar este chakra, se disuelve la fuerza de Kundalini, tras haber atravesado todos los chakras.

Y es cuando proporciona al adepto o yogui, salud y poderes psíquicos, uniéndose al espíritu del que estaba separado al vivir en la tierra: se produce la reintegración o convivencia de lo físico y etéreo.

El manejo de los chakras se trabaja practicando el yoga, que podríamos definirlo como una práctica para el desarrollo y unión entre nuestro cuerpo físico y espiritual, trabajando aquellas partes que creemos menos desarrolladas o que nos causan algún que otro dolor de cabeza, así lograremos equilibrar nuestra fuerza física y energética.

Nuestros profesionales y/o asesores en esta materia, estarán encantados de ayudarte a definir, qué o cual chakra necesitas trabajar para lograr una perfecta comunicación entre los dos mundos: espiritual y físico.

 

Colores de los chakras ¿Qué significan?

Probablemente has notado que los siete chakras abarcan todo el espectro de colores, al igual que un arco iris. De hecho, hay un concepto más profundo detrás de los colores de los chakras. Los cuales vamos a detallar a continuación, estableciendo su relación con el chakra correspondiente, pero antes debemos comprender el valor que cada color tiene, ya que cada uno tiene sus propias frecuencias y vibraciones.

A continuación, estableceremos una relación-conexión de chakras-color-frecuencias-vibraciones:

ROJO (chakra de la raíz)

El chakra raíz, o Mûladhâra está ubicado al final de la columna vertebral entre el ano y los órganos sexuales, y se relaciona con los órganos de eliminación (riñones-vejiga).

Su color rojo evoca los pensamientos y sentimientos de supervivencia y puede hacerte estar alerta. En algunas culturas incluso estimula la agresión y aumenta la frecuencia respiratoria.

El chakra raíz representa el instinto primordial de supervivencia. Está relacionado con la sensación de conexión a tierra y seguridad. Se encuentra en el centro del sistema de chakras y sienta las bases de este.

NARANJA (chakra sacro)

El chakra sacro, o Svâdhisthanâ, está ubicado en la base de los órganos sexuales y se relaciona con la sensualidad y sexualidad directamente, y conectado al cuerpo emocional.

Su color naranja es un color estimulante y creativo. Promueve la sensación de calidez y seguridad. Este color representa la emoción y el entusiasmo. El naranja puede hacerte sentir sensual, representando a la creatividad y la alegría de vivir.

AMARILLO (chakra del plexo solar)

El chakra del plexo solar, o Manipûra, está ubicado a lo largo de la columna vertebral, al mismo nivel que el estómago y el ombligo. Se relaciona con el centro de energía vital y a través del cual se acumula nuestra energía para ser redistribuidas; negativas y positivas.

Su color amarillo es un color muy emotivo. Evoca el valor, el optimismo y la autoestima. Se cree que el amarillo influye en el lado izquierdo de nuestro cerebro, donde se encuentran la mente y la percepción del subconsciente.

Simbolizando en su conjunto algo muy importante, nuestro instinto. Define nuestras creencias, la confianza en nosotros mismos, y el subconsciente. Así que cada vez que «escuchas» tus instintos, confías en tu chakra del plexo solar.

VERDE (chakra del corazón)

El chakra del corazón, o Anâhata, es el centro de los 7 chakras. Está ubicado en el corazón. Conecta con los tres chakras inferiores, (necesidades vitales, el instinto, la fuerza, la sexualidad y alimentación), y los tres chakras superiores, ( el intelecto y la conciencia superior).

Su color verde es un color que genera bienestar y promueve la buena salud. Simboliza la compasión, la felicidad y la esperanza. Este color te da la sensación de estar saludable y puede motivarte de muchas maneras. Es por eso por lo que a este color también se le llama «impulso interno», simbolizando en su conjunto, el amor, la compasión y la bondad.

AZUL (chakra de la garganta)

El chakra de la garganta, o Vishudha, está ubicado a nivel de la garganta, refleja nuestra comunicación con el mundo exterior. Controla la forma en que hablamos con otras personas y cómo las escuchamos. El significado simbólico del chakra de la garganta es un significado de sonido, sabiduría y conciencia.

Su color azul representativo es un color que aparece a menudo en la naturaleza, ya sea en el cielo o en el mar.

Este color te rodea en casi todas partes. Por esta razón la gente a menudo lo describe como tranquilo o sereno. El azul promueve la sensación de ser inteligente y confiable. También representa la lógica y la comunicación.

ÍNDIGO (chakra del tercer ojo)

El chakra del tercer ojo, o Ajnâ, se ubica en medio de nuestros ojos. Se relaciona con la mente, la intuición y la imaginación.

El color índigo es un color muy singular que rara vez se encuentra en la naturaleza. Promueve la sensación de sabiduría y madurez espiritual. Este color representa el autoconocimiento y la paz interior.

Simbolizando su conexión entre el cuerpo y la mente. Se asocia con un mayor crecimiento espiritual, actitudes positivas y una actitud generosa y humanitaria hacia la vida.

VIOLETA (chakra corona)

El chakra corona, o Sahasrâra, se ubica en nuestra coronilla. Se sitúa en un plano trascendental, está dirigido por la conciencia y nos pone en contacto con el universo. Es el chakra más difícil de controlar y sólo unos pocos pueden realmente equilibrarlo. Sin embargo, aquellos que logran equilibrarlo, alcanzan la forma más elevada de conocimiento y sabiduría.

Su color representativo es el violeta y el blanco, color que también se puede apreciar en su símbolo, son colores que a la mayoría de las personas les gustan mucho y por eso se les llama colores universales. Estos colores te hacen sentir conectado o conectada a todo. El violeta y el blanco, en su interacción,  parecen sublimes o incluso espirituales.

 

CONCLUSIÓN:

El color es la energía que oscila a ciertas velocidades y frecuencias.

Los colores influyen en nuestros pensamientos y sentimientos todo el tiempo.

Los chakras son centros de energía que se distribuyen a lo largo de la columna vertebral de tu cuerpo y comienzan a vibrar cuando están equilibrados.

Conocer los chakras y cómo podemos mejorarlos, e incluso advertir cuando alguno nos está fallando, requiere de una información, tal vez más detallada, que, en otros post os iremos definiendo.

 

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0