¿Cómo te alimentas espiritualmente?

¿Cómo te alimentas espiritualmente?

¿Cómo te alimentas espiritualmente?

Antes de conocer cómo nos alimentamos espiritualmente, debemos saber si realmente somos personas despiertas espiritualmente. Es decir, si pertenecemos a ese grupo raro de humanos que caminamos sobre la tierra, con una carga espiritual notable.

  • Ser o estar despiertos espiritualmente, no es algo que suceda de la noche a la mañana, pero define el comienzo de tu camino espiritual. El proceso es diferente para todos, pero muchas de las señales suelen ser las mismas.
  • El despertar espiritual es una experiencia poderosa que significa que te estás dando cuenta del universo y su conexión con la vida. Esta experiencia puede significar cosas diferentes para todos, por lo que es difícil de definir. Solo puedes buscar las señales de un despertar espiritual en ti mismo para decidir si lo estás experimentando.

 

Señales de que estás despierto espiritualmente

Hay muchas señales y es probable que no las experimentes todas. Incluso experimentar algunas de ellas, puede significar que estás espiritualmente despierto. Reflexiona sobre tu vida y tus pensamientos mientras lees estas reseñas, para poder identificar las señales:

Muestras empatía y experimentas una mayor intuición

Con empatía y mayor intuición, prestarás atención a los sentimientos o intenciones de los demás. Evaluarás cada acción o comentario para buscar el verdadero significado detrás de él.

Tu intuición te permite sentir la energía y las emociones de los demás fácilmente, para conectar rápidamente a un nivel más profundo. Toda persona tiene energía, y si puedes captarla de inmediato, es posible que estés espiritualmente despierto.

Observas tus patrones

Cuando se está despierto no pasas por la vida en piloto automático. Notas tus patrones, la persona que eres, las cosas que quieres y por qué estás aquí. Darte cuenta de la forma en que haces las cosas y cuestionarte cosas sobre ti mismo son buenos indicadores.

Al notar estos patrones, comienzas a crecer y mejorar como persona. Te vuelves más consciente de tu persona, de tus acciones y de las consecuencias de tus acciones. Además, comenzarás a cuestionar la razón por la que haces ciertas cosas.

Te atrae la naturaleza

Es posible que estemos espiritualmente despiertos si la naturaleza nos distrae cada vez que estamos fuera de nuestro hogar. Si nos tomamos un tiempo para mirar a nuestro alrededor para disfrutar de la belleza de la naturaleza; las flores, los pájaros, si contemplamos relajadamente el mar, o la maravillosa escena que nos propone una puesta de sol.

Sientes una sensación de conexión

Si estás positivamente interesado en tu comunidad y pasas tiempo como voluntario o ayudando a otros, es posible que seas alguien con luz. No solo te sentirás conectado con otros humanos, sino que también te volverás más consciente de otros seres vivos.

Además, sentirás una sensación de conexión con el planeta. Comenzarás a pensar en cómo la basura y los desechos afectan la tierra y considerarás las cosas que puedes hacer al respecto. Es probable que también se produzcan cambios beneficiosos en este sentido.

No te interesa el comportamiento negativo

Cuando otras personas están siendo negativas al chismorrear, ser mezquino o juzgar a los demás. No te interesa este tipo de comportamiento porque conoces las cosas esenciales de la vida. La negatividad no tiene lugar en tu vida, así que no te dejes llevar por las personas negativas.

Dejas ir el apego

Las personas tienden a definirse a sí mismas por las cosas a las que están apegadas: automóviles, zapatos, comida, amigos o seres queridos, opiniones políticas, libros, dinero y muchas otras cosas. Si comenzamos a soltar estos apegos, es posible que estés experimentando un despertar.

Sientes que la vida es sagrada

Si crees que toda vida es sagrada, incluso la de los insectos pequeños, es posible que estés despierto espiritualmente.

Te sientes renovado

El despertar espiritual es refrescante y te dejará sintiéndote renovado al comenzar tu viaje. Los viejos recuerdos que te molestaron en el pasado ahora sirven como experiencias y regalos, sin desencadenar emociones negativas. También te darás cuenta de que puedes cambiar tus pensamientos sobre tu pasado para crear una experiencia de vida diferente.

Vives en el momento

Las personas que viven el momento tienden a estar más despiertas espiritualmente que otras. No te preguntas cómo o por qué pudieron haber sucedido las cosas.

Vivir el momento significa que te arrepientes menos porque no estás pensando constantemente en tu pasado.

Experimentas paz interior

El tiempo a solas no suele molestarte porque te sientes en paz contigo mismo. Puedes desconectarte de las redes sociales por un tiempo o incluso apagar el teléfono por completo.

Cuando las cosas vayan mal en tu vida, no serás un desastre emocional. Aceptarás la situación tal como ocurre, navegándola pacíficamente.

Eres auténtico

Si necesitas menos atención que los demás, significa que tienes una confianza auténtica y valoras tu autoestima. No necesitas que los demás te tranquilicen porque te sientes cómodo con quién eres.

No extrañarás la necesidad de tener el control y sentirás menos presión para adaptarte. Todos estos beneficios provienen de estar satisfecho contigo mismo, lo que solo ocurre cuando eres auténtico. Te mantienes fiel a ti mismo, que es una de las cosas que nos hacen grande espiritualmente.

Otra característica de ser auténtico es no buscar agradar a los demás. Entiendes que solo puedes cambiar tus sentimientos, no los de los demás. Por eso, te cuidas y te concentras en tus necesidades y deseos.

No se le tiene miedo a la muerte

La muerte es inevitable en algún momento de la vida, y si no le tienes miedo, es posible que seas alguien despierto a la espiritualidad.

La falta de miedo puede deberse a tu capacidad para soltar el apego. Además, centrarte en el presente hace que el final parezca menos devastador.

Estás floreciendo

Despertar trae consigo una mayor sensación de bienestar. Tu mente se conectará mejor con tu cuerpo y serás más feliz y saludable. Todas las partes de tu vida mejorarán, incluidas tus emociones, relaciones, logros, ingresos, salud y oportunidades.

Además, tu vida cobrará un nuevo significado y te enfocarás en las cosas importantes de la vida, ayudándote a crecer y avanzar positivamente.

 

10 cosas que ayudarán con tu despertar espiritual

Si has experimentado alguna de las indicaciones de estar espiritualmente despierto y quieres obtener todos los beneficios de un despertar, intenta lo siguiente:

  • Reír.
  • Pasar tiempo afuera.
  • Estar involucrado en tu comunidad.
  • Trabajar como voluntario.
  • Desacelerar y abrazar el mundo que te rodea.
  • Practicar la gratitud.
  • Conocerte a ti mismo en un nivel más profundo.
  • Aceptar las cosas como son y reconocer que hay una razón para ello.
  • Reflexiones finales sobre un despertar espiritual.

Si crees que puedes estar espiritualmente despierto y reconoces algunas de estas cosas en ti mismo, es probable que tengas razón. El despertar espiritual es diferente para todos, así que recuerda que probablemente no experimentarás todos las señales.

Al comenzar tu camino hacia tu despertar, llegarás a conocerte a ti mismo de una manera que nunca lo hiciste. El mundo que te rodea también parecerá cambiar a medida que comiences a involucrarte en un nivel más profundo. Verás las cosas y las personas por lo que realmente son, en lugar de lo que están tratando de presentar.

Comprender que la vida funciona como se supone que debe ser, es una gran parte del despertar. Empezarás a aceptar las cosas como son y dejarás de mirar atrás con arrepentimiento.

En general, te volverás más feliz y comenzarás a florecer gracias al despertar espiritual.

Si te ha gustado leer este artículo y necesitas hablar sobre cómo despertar espiritualmente, nuestros guías espirituales te mostrarán el camino, no dudes en contactar con nuestros profesionales del tema.

 

Comparte este post


Yo has agregado este producto al carrito:

0